Novedades Tube Sound



Historia de Tube Sound

Pubicado el : 28/02/2018 11:06:14
Categorias : BIO

Me presento: mi nombre es Miquel Viadel Giménez y soy músico, Técnico Electrónico especializado en equipos a válvulas e instrumentos musicales y, como la mayoría de vosotros, coleccionista de instrumentos, amplis y pedales vintage.

Comienzos

Mi primer contacto con el mundo de la música llegó en octavo de EGB, cuando formé mi primera banda. Ya sabéis, con los amigos del cole. Mis padres me regalaron una guitarra eléctrica Delfos Electrajazz de segunda mano que les costó 5000 pesetas (para la época, un gran esfuerzo económico). La enchufé muy ilusionado y me llevé una gran decepción: la guitarra no sonaba. Sin embargo, rápidamente pasé de la lógica frustración, que podría haber desesperado a cualquiera, a la necesidad de arreglarla. Y después de estar trasteando cables sin tener demasiada idea de lo que tocaba, al final conseguí mi objetivo. Toda una revelación que me hizo interesarme por el mundo de la electrónica.

Como consecuencia lógica al descubrimiento de mi pasión, empecé la FP de Electrónica con un único propósito: poder entender cómo funcionaban todos aquellos dispositivos que tanto me fascinaban (amplificadores, guitarras, pedales, sintetizadores…) y, algún día, poder fabricar y reparar mis propias creaciones. Por aquel entonces adquirí las nociones necesarias para poder ensamblar mi primer amplificador: un combo a transistores de 100W que monté a piezas con el dinero que me prestó mi madre. Y desde entonces no he podido parar.

Con mi mayoría de edad y mi título de Técnico Especialista en Electrónica bajo el brazo, llegó el momento de buscarme la vida y mi primera meta era obvia: era en el mundo de  la  música donde yo quería probar suerte. Empecé a trabajar en una tienda como técnico en el taller, pero no pasó mucho tiempo antes de que tuviera que ponerme de cara al  público. Durante aquellos primeros años, a finales de los ochenta, fui asesorando a la escena musical de Barcelona (de la que, dicho sea de paso, yo también formaba parte)  mientras aprendía todo lo necesario sobre equipo musical de la mejor manera posible: restaurando equipos vintage como amplis Blackface y Silverface de Fender, Marshalls  Plexi, Vox AC30, ecos de cinta, sintetizadores analógicos y un largo etcétera de aparatos que hoy en día son considerados joyas. Joyas que, como no podía ser de otra manera,  a poco que pude fui comprando para mi propia colección.

Fue pasando el tiempo y observé que algunos de mis primeros clientes se habían convertido en grandes músicos e incluso podían vivir de su profesión. Entre ellos y yo nació una  relación de confianza basada en mis cada vez más profundos conocimientos sobre equipo, lo que me permitía asesorarlos de forma óptima en cada momento. Esa confianza, que  todavía dura, ha dado paso en muchos casos a la amistad.



El 9 de mayo de 2003, coincidiendo con mi cumpleaños, y como diría aquél, di “un gran paso para el hombre pero uno pequeño para la humanidad”. Con más ilusión que presupuesto abría por primera vez las puertas de TUBE SOUND en el número 12 de la calle Badia, en pleno barrio de Gràcia de Barcelona.

Desde el principio quise ofrecer a mis clientes lo que yo sabía que anhelaban. Dos factores formaban – y forman, y me atrevería a decir que formarán – parte de mi filosofía de trabajo: una calidad indiscutible y las últimas novedades en efectos. Desde el principio aposté por pedales de boutique y marcas como Fulltone, Xotic o Zvex, pedales que hoy en día se pueden ver en la pedalera de cualquier guitarrista. Sin dejar de lado los clásicos – y entonces más conocidos – Boss o Electro Harmonix, más conocidos para el gran público. Con el tiempo, esa apuesta se ha convertido en uno de los valores seguros de TUBE SOUND, donde puedes encontrar los sonidos más extravagantes junto a los más clásicos.

Poco a poco se empezó a correr la voz y, pese a sus modestos inicios, TUBE SOUND fue haciéndose un nombre dentro de la escena de Barcelona. Cada vez más músicos de renombre pasaban por la tienda en busca de las últimas novedades, buscando ese sonido especial que los americanos llaman “del millón de dólares”. Love of Lesbian, Sidonie, Manel, Jarabe de Palo, Elefantes o Dorian, por citar algunos, están entre los clientes más habituales de la tienda, a los que cariñosamente llamamos gent de la casa.

El negocio siguió su expansión y, siempre teniendo en mente las preferencias de nuestros clientes, y el nivel de calidad que yo mismo me exigía, aparecieron en la tienda las primeras Fender Custom Shop, Gretsch, acústicas Martin y Guild, amplifadores Marshall… Para acomodarlas y a la vez proporcionar al músico un espacio tranquilo donde poder probar este tipo de maravillas con detenimiento, en 2007 inauguré la sala anexa de TUBE SOUND. Si alguna vez habéis estado en la tienda, ya sabéis de qué hablo.

Pero faltaba algo. TUBE SOUND era, para algunos, una pequeña tienda de barrio perdida en la inmensidad de Barcelona - Aunque me sentara mal, no podía dejar de darles cierta razón -. La única alternativa para destacar pasaba por incorporar piezas de gran calidad que cubrieran el espectro sonoro que todavía no tenía. Y un nombre destacaba por encima de todos, un nombre que sobrevuela la música del siglo XX y de cuya familia me había propuesto formar parte. Mucho esfuerzo, mucha inversión y grandes dolores de cabeza después, TUBE SOUND se convertía en 2010 en Dealer Oficial de Gibson y Epiphone. Poco a poco, dejábamos de ser una tienda perdida para situarnos en pleno corazón de la música de Barcelona.

La última gran ampliación se produjo en enero de 2011, cuando visité el NAMM y me encontré con José Luis Chaure, que entonces trabajaba para Taylor Guitars. Su exposición me maravilló, pero suponía demasiado esfuerzo en un solo año incorporar a dos de las mayores marcas del mundo. Su respuesta – que escuché con una pizca de orgullo, no voy a negarlo - fue tajante: “queremos que seas Dealer Oficial de Taylor. Tienes la filosofía de trabajo perfecta para encajar con nuestra marca. No te preocupes, te esperaremos”. Me comprometí a hacer lo máximo posible por corresponder a esa confianza, y desde 2012 las guitarras Taylor forman parte de la ya gran familia de TUBE SOUND.



Compartir este contenido